Sega cega (1972) – José Gandía Casimiro

2016-02-20_11h27_56

« Dirigida por José Gandía Casimiro, Sega cega es una de las películas más relevantes del cine de no ficción alternativo producido en el Tardofranquismo, y más en concreto del denominado cine independiente valenciano; de hecho, en ella participan los cineastas Lluís Rivera y Josep Lluís Seguí, claves en el movimiento valenciano, y el músico y productor Lluís Miquel Campos. A estos hay que añadir las voces en over de Marina Campos y Juli Leal y las breves apariciones como intérpretes de Amadeu Fabregat, Rafa Gassent y Julio Pérez Perucha. En el guion, además del propio director, colaboran el escritor Francesc Pérez Mondragón y Manuel Garí. […] Sega Cega narra la situación socioeconómica del cultivo del arroz, con aproximaciones a su historia y a los problemas que viven los jornaleros, comparándola con el proceso productivo de la imagen cinematográfica y su relación con la realidad. La manera en que es tratado el primero de sus temas está muy lejos de la mirada autocomplaciente de los discursos informativos y propagandísticos de la dictadura, y se concentra especialmente en la banda de imagen, con planos dedicados al trabajo en los arrozales, a la cultura culinaria del arroz, a la llegada de migrantes para trabajar en el campo, etcétera, interrumpidos de vez en cuando por planos de pantallas –en los que se pone en escena el acto de visionar las propias imágenes registradas para la película– o de una estatua que homenajea a los arroceros. Los planos tampoco ocultan los aparatos de registro de la imagen, incluso su puesta en cuadro combina los cánones del documental con una clara voluntad de ruptura »

Jorge Nieto Ferrando

http://diccionarioaudiovisualvalenciano.com/wp-content/uploads/2018/08/sega-cega.pdf

Historias sin argumento, el cine de Pere Portabella : Derivas militantes, Casimio Torreiro

Así como no se suelen encontrar testimonios sobre observaciones de Franco respecto de los libros que, es de suponer, leía, o leyó en su etapa formativa, hay referenciadas en cambio numerosas anécdotas que hablan del gusto del dictador por el cine, que se hacía proyectar justamente en esa sala. Y de entre ellas, tal vez la mejor sea la que le tiene a él y al propio Saenz de Heredia durante el pase del hagiográfico documental Franco, ese hombre, una contribución del realizador – y del aparato propagandístico del Régimen, de paso – a los llamados « XXV Años de Paz » . Tras contemplar las rimbombantes, altisonantes imágenes del filme, a Franco solo se le oyó un escueto : « Demasiados desfiles».

Rocabruno bate a Ditirambo : El oso de Riverdale (1966) – Gonzalo Suárez

Se va a desnudar – insistieron -. Uno de nuestros compañeros tiene veleidades artísticas. ¿Ha visto usted una película titulada « Goldfinger »? Pues bien, vamos a pintarle con purpurina dorada de los pies a la cabeza. La pintura impedirá que los poros de su epidermis puedan respirar y ello acabará provocándole una hermosa muerte. Todos tenemos interés en comprobar estos sistemas divulgados por el cine. En caso de que no diera el resultado apetecido, tendríamos que volver a más toscos y eficaces procedimientos.

Práctica filmica y vanguardia artística en España 1925-1981 (1983) – Eugeni Bonet / Manuel Palacio

holly

Al Hollywood madrileño, Nemesio Sobrevila (1927)

En guise d’introduction et de manifeste, nous inaugurons notre site et notre bibliothèque par ce livre fondamental d’Eugeni Bonet et Manuel Palacio : http://e-archivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/11433/Practica%20filmica.pdf?sequence=1